De dónde sale todo esto

Desde noviembre de 2007, LANTEGI BATUAK y AMASTÉ hemos estado colaborando en el marco de DISONANCIAS. El concepto a investigar en nuestra colaboración era el siguiente.

“Buscar nuevos espacios de relación entre LANTEGI BATUAK y el entramado social del territorio donde desarrolla su actividad (Bizkaia). Después de 25 años de trabajo en la integración laboral de personas con discapacidad, la innovación pasa por un cambio social en el sentido de acercar más la labor de las personas con discapacidad que trabajan y que viven en Bizkaia a la sociedad. Se trata de buscar nuevos lazos de unión que permitan una mayor inclusión social de las personas con discapacidad, más allá de su integración laboral”.

La primera propuesta de AMASTÉ –con la que nos presentamos a la convocatoria de DISONANCIAS- fue “LA LIGA DE LAS PERSONAS EXTRAORDNARIAS”. Consistía en, recuperando la idea de superhéroes -como personas que debido a mutaciones congénitas o accidentales poseen capacidades y habilidades “extraordinarias”-, crear nuestro propio grupo de superhéroes con personas con distintas discapacidades físicas y/o intelectuales. Un grupo que pudiese aportar a distintas cuestiones (como si de un think-thank de expertos/as se tratase), su potencial diferencial para interpretar el mundo de un modo completamente distinto a como lo hacen las personas que calificamos como “normales” (una percepción sensorial, un ritmo vital, una manera de interpretar y moverse por su entorno, unas prioridades y necesidades distintas a las habituales…).

Esta propuesta sirvió como punto de partida y nos dio una de la clave para, en las primeras reuniones, centrar el proyecto: empoderar a las personas con discapacidad y darles la palabra.

Pero decidimos centrarnos en algo menos concreto y que pudiese hacer partícipes al mayor número de personas de LANTEGI BATUAK… Un grupo de superhéroes podía resultar un tanto restringido y “elitista”.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.